España y su protección del consumidor

Publicado: agosto 29, 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Hoy me he decidido por este tema después de ver como el gobierno pretende echar a FACUA de la asociación de consumidores, después de las movilizaciones y promoción de las medidas del gobierno y de como la gran mayoría de comercios han ido aumentando sus precios para cubrirse las espaldas, ante la inminente subida del IVA de este sábado (Menos las PYMES que ya sabemos que como tienen tantos beneficios y facilidades, no hay que permitirles subirlos).

Hoy os quería narrar algunos ejemplos personales (como suelo hacer casi siempre), de como se me ha tratado como consumidor, en una sociedad que protege en exclusiva a las empresas grandes, perjudicando para ello a quien sea necesario.

El primero de los ejemplos que recuerdo mejor es el del conflicto que tuve con el concesionario Seat de mi pueblo, el cual me vendió un coche de segunda mano, con una garantía de más de un año, ya que a la que te dan ellos había que añadir 6 meses que aún quedaba de la garantía de la casa. Pues el caso es que el coche a los 8 meses o así de tenerlo empezó a ahogarse cuando llegaba a 100 Km/h, perdía toda la potencia de golpe y no aceleraba.

Bueno pues lleve el coche al concesionario que para eso tenía todavía garantía, tras un par de días de espera, me llama un encargado de mecánicos y empieza a contarme una historieta, que si era el turbo que fallaba, que si no tenía reparación, que si la única solución era cambiar la pieza, y bla bla bla. Vamos lo que nos cuentan cuando no tenemos ni idea de mecánica y tú te lo tienes que creer y pagar.

El error de cálculo que prometí fue decirle: “que sí, estoy de acuerdo hazlo, porque total lo pagáis vosotros”. No estaba delante del chico, pero pude apreciar como le cambiaba hasta el color de la cara. Me dijo que pasara por el concesionario para hablar de ello. Yo me presente allí con todos mis papeles, con la factura del coche, la tarjeta del comercial que me atendió y mi garantía.

Imaginar mi indignación cuando me empieza a decir, que tienen una forma de arreglarlo sin tener que sustituir la pieza, que no iba a tener problemas y demás. En ese preciso momento me tuve que contener para no entrar en cólera contra el mecánico. Pero lo que sí que hice fue pedir inmediatamente la hoja de reclamaciones y sin chillar pero si en voz alta para advertir a los que esperaban detrás de mí que se fueran a otro concesionario porque esa gente en cuanto te vende el coche se desentendía de ti. Y les conté lo que me habían hecho a mí, entre las protestas continuas y la invitación del mecánico a irme del lugar, cosa que no tenía intención de hacer hasta informar a los que venían detrás, de los cuales una pareja decidió irse a otro sitio.

Ni que decir tiene que poner la reclamación no sirvió absolutamente de nada y que lo único que saque a esos “listos” fue la reparación y un par de clientes que no irían a comprarles un vehículo.

Pero vamos esto no es nada en comparación, con la que me hicieron en el taller en el que me compré una moto de 125cc. En la cuál me dejé un buen dinero. El caso es que yo fui tan tranquilo al taller a hacerle la segunda revisión de la moto, que al menos en la mía se tenía que hacer al año o a los 6. 000 Km.

Yo llevé mi moto a la revisión el día que me dijo el mecánico, quiero apuntar que la moto no era de marchas y además era de las nuevas, que supuestamente cumple ciertos requisitos ecológicos, que traducido quiere decir que tiene menos fuerza que el peo de una mosca.

La cuestión es que a las dos horas de dejar la moto, me llama el taller para preguntarme que si me cambiaban las ruedas, yo le dijo que NO y que la moto tenía muy pocos kilómetros y sabía que las ruedas estaban nuevas. El chico no me dijo más y colgó. Yo fui después de trabajar a recoger la moto al taller y tras pagar la factura me llevé la moto a mi casa.

Segundo error grave que cometí, no revisar la moto antes de llevármela. De camino a casa noté que la moto se iba mucho de atrás, cosa muy rara ya que con el neumático  nuevo eso no podía ser, yo pensé que había pinchado o había pegado un llantazo. Pero al llegar a casa descubrí el problema. ¡ME HABÍAN PEGADO EL CAMBIAZO EN LA RUEDA!.

Volví enseguida al taller y le dije al mecánico a buenas lo que había ocurrido, me dijo que ellos no habían tocado la rueda, yo le corregí diciendo que esa rueda no solo estaba mucho más desgastada que la que yo tenía y que además “ERAN DE DISTINTA MARCA”. Después de muchas discusiones me fui a casa y le pedí consejo a un policía amigo de un amigo, me dijo que en estos casos la única solución era ir a la puerta del taller y esperar que saliera un mecánico con una moto parecida a la mía y allí encontraría la rueda.

No lo hice obviamente, a lo mejor quiero pensar que cometieron un error y me pusieron la de otro, pero aun así me tendría que haber abonado la rueda y no negar la mayor. Bueno pues como me he hartado ya hace mucho de los abusos a la mañana siguiente me fui a la OCU con la factura y los papeles a poner una queja contra el taller y otra que le remití a la marca de la moto para que tuvieran conocimiento de con quien hacían tratos y para que me resolvieran el problema.

Pues bueno la OCU me envió una gran carta, llena de muchas letras, total para decirme que le daban la razón al comercio, cosa que ya sabía de antemano, pero me quedaba la esperanza de la marca, en pos de proteger su nombre. Ellos me decían que llevaban 3 años trabajando con ellos y no habían recibido quejas, a lo que yo le conteste que quizá había sido un error, y ahora agarraos que viene lo bueno. Va el comercial y me dice que algunas motos vienen con un neumático de cada marca, además de demostrar la  nula idea de lo que estaba hablando me encendió de tal forma que no pude más que explotar. Le dije que si pensaban que éramos subnormales o algo, que yo he tenido varias motos y ninguna ha venido con dos ruedas de diferente marca, de diferente tamaño puede pero marca.

Nada el caso es que nuevamente el estafado fui yo y la empresa la beneficiada por parte de este sistema. Ahora que aprendí que nunca hay que irse de ningún sitio si revisar la moto, ni dejar la moto sin hacerle fotos para comprobar a posteriori que no te han hecho nada extraño.

También podría hablar de las compañías de seguro y de como pactan con otras para pagar un siniestro, sin llegar a juicio cuando no estaba de acuerdo con el dictamen de mi propia compañía en contra mía y además era el otro el culpable del accidente (decir que el coche era del Banco Santander), después de pagarle más de 1000 € por el seguro al año, así que tuve que dejar el seguro y pagar de mi bolsillo los gastos de mi reparación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s